Primera Parte

CURSO GENERAL

 

CAPÍTULO 1

PRINCIPIOS DE EPIDEMIOLOGIA

1. CONCEPTO DE SALUD Y ENFERMEDAD

Se han intentado numerosas definiciones de salud, pero ninguna satisface todas las exigencias.

Desde el punto de vista fisiológico se concibe la salud como aquel estado de armonía y equilibrio funcional que se traduce por un "silencio orgánico". El corazón se contrae, el intestino hace movimientos peristálticos, el pulmón trabaja a 16-18 respiraciones por minutos, la sangre circula por arterias y venas, etc.; todo en absoluto "silencio", es decir, no tenemos noción de que tanta cosa está ocurriendo. Es comparable a lo que sucede con el automóvil cuando funciona correctamente. Basta que un órgano se altere para que se tenga conciencia de él: corazón, pulmón, estómago, etc.

Pero esta manera de concebir la salud es puramente individual y mira las cosas desde un punto de vista clínico. Además, hay otros aspectos del ser humano, la vida social, mental y emocional, que no son cubiertos por la definición.

La OMS ha dado una definición mucho más integral. "Salud es un completo estado de bienestar físico, mental y social" y agrega, "y no solamente la ausencia de enfermedad".

Cuando se efectúan exámenes de salud en grandes masas, resulta que el hallazgo de enfermos depende de la intensidad de la búsqueda. Durante la última guerra, la National Youth Administration examinó unos 250.000 jóvenes, de los cuales un 40°/o tenían uno o más defectos físicos. En todos los exámenes de masas es sorprendente el número de alteraciones que es posible encontrar entre presuntos sanos.

Alguien ha dicho que "el sano es un enfermo que ignora su condición".

Resulta entonces que es muy difícil definir qué es salud y establecer los límites dónde comienza la enfermedad. Porque salud y enfermedad son dos estados entre los cuales fluctúa el individuo toda su vida, dos condiciones estrechamente ligadas por conexiones recíprocas.

Para mejor comprender el asunto, hay que llegar al concepto ecológico de enfermedad. Los estados de salud y enfermedad dependen de numerosas variables en juego, que pueden agruparse en 3 elementos fundamentales:

  1. Agente Causal: Microorganismos.
  2. Agentes físicos: calor, frío, electricidad, etc.

  3. Agentes químicos: tóxicos, etc.

  4. Huésped: Estado nutritivo; defensas orgánicas; edad, sexo, etc.
  5. Ambiente: Temperatura, humedad, agua, alimentos, insectos vectores, etc.

El esquema propuesto permite concebir la salud como un estado (le equilibrio entre el huésped (hombre) y los agentes causales. Debido a las interacciones de las numerosas variables en juego, este equilibrio puede romperse en favor (le un agente causal y se pasa a la condición (le enfermedad.

Si se examinan las relaciones entre el hombre y los microbios, se tiene una oportunidad para comprender mejor el concepto ecológico de la enfermedad.