Fruto

Definición y funciones

 

 

 

 

En términos estrictos, el fruto es un ovario maduro. En forma más amplia, el fruto es un derivado del gineceo y sus partes extracarpelares.

Los tipos de frutos más comunes, según su origen, son:

  • Fruto simple: producto de un pistilo con uno o más carpelos unidos. Ej: tomate, durazno, frejol.
  • Fruto agregado: fruto formado de un gineceo apocárpico, en que cada carpelo mantuvo su identidad al madurar. Es decir, de una sola flor con varios pistilos libres. Ej: frambuesa, frutilla.
  • Fruto múltiple: fruto derivado de una inflorescencia, es decir, la combinación de gineceos de varias flores. Ej: piña.

Si cualquiera de estos tipos presentan, además, tejidos extracarpelares, se denominan frutos accesorios o falsos. Ej: manzana es fruto simple falso; frutilla es fruto agregado falso; piña es fruto múltiple falso.

La función del fruto es proveer un ambiente controlado para el desarrollo de las semillas, dando protección y abasteciendo de nutrientes y hormonas durante su formación. Asimismo, en algunas especies permite la dispersión de las semillas.

 

Flor - Proceso de polinización y fertilización Origen

Volver a Página de Inicio - Índice General de Materias - Índice General de Fotos

  Índice de Materias Fruto - Índice de Fotos Fruto